Diabetes mellitus e hipertensión Arterial

la diabetes es una de las enfermedades pandemias que azotan al mundo, en el año 1997 había en el mundo unos 124 millones de diabéticos diagnosticados, de los que el 90% pertenecía al tipo 2. Sin embargo, existe la previsión de que para el año 2010 haya una cifra aproximada de 221 millones.
Patogenia de la Diabetes mellitus e hipertensión arterial
Desde el punto de vista pato genético resulta imprescindible separar los acontecimientos que tienen lugar en la diabetes tipo 1 y en la diabetes tipo 2. En el paciente portador de diabetes tipo 1, la elevación de la presión arterial suele aparecer usualmente a los 2-5 años del establecimiento de la micoalbumina. Por el contrario en la diabetes tipo 2 la hipertensión arterial puede estar presente ya desde el inicio del diagnostico de la diabetes. De este hecho se deduce que los factores que inciden en la aparición de la hipertensión son diferentes en uno y otro tipo de diabetes.
Es necesario asumir que aproximadamente el 50% de los diabéticos tipo 1 desarrollaran un cuadro de nefropatía en un lapso de tiempo que oscila entre los 15-30 años, fundamentalmente por 2 alteraciones: a) por el aumento en la retención de sodio b) por una elevación de la resistencia periférica secundaria al proceso de arteriosclerosis. Por el contrario en la génesis de la HRA del diabético tipo 2, existe un mecanismo fisiopatológico de evidente complejidad, bautizado como síndrome X, que está constituido por las siguientes alteraciones:
1. resistencia a la acción de la insulina para la captación de glucosa a nivel de las células periféricas.
El hiperinsulinismo “per se” puede ser responsable de regular la presión arterial a través de diferentes mecanismos…
2. Alteraciones lipidias:
Aumento en la síntesis de LDL
Disminución en la producción de HDL
3. hipertensión arterial
4. Alteraciones el factor VII de la coagulación y del inhibidor del factor activador del plasminogeno.
5. obesidad de predominio troncular con aumento del índice cintura/cadera.
6. alteraciones del metabolismo de las purinas con hiperuricemia.
Prevalencia de la nefropatía diabética en la diabetes tipo 2
Estos datos hacen pensar que la prevalencia de la nefropatía en la diabetes tipo 2 en Europa, tiene una distribución relativamente homogénea, cosa que no sucede con la diabetes tipo 1.En el mencionado estudio uno de los factores que más tenían que ver con l parición y progresión de la nefropatía en la diabetes tipo 2 era la HTA que afectaba al 50% de los pacientes estudiados.
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS Y DEFINICIÓN DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL EN LA DIABETES MELLITUSSi bien en las indicaciones de la intervención farmacológica de la hipertensión arterial no se hace mención expresa de la edad, sería aconsejable seguir las sugerencias de Mogensen, quien preconiza iniciar tratamiento farmacológico en pacientes menores de 60 años con cifras iguales o superiores a 140/90 mmHg, mientras que en diabéticos mayores de 60 años, sería procedente hacerlo con cifras de presión arterial algo más elevadas (160/90 mmHg), sobre todo en estadíos iniciales de la nefropatía.
¿HASTA QUÉ NIVELES SE DEBE DISMINUIR LA PRESIÓN ARTERIAL?
Esfingomanometro-Presion_arterial.jpg
Hace 15 años Parving recomendaba bajar la presión arterial sistólica por debajo de 140 mmHg, para enlentecer la progresión de la nefropatía. Actualmente no se sabe cuál es el nivel de presión arterial óptimo para el diabético, pero la ADA (26) recuerda que los riesgos son menores si la presión arterial sistólica es < 120 mmHg y la diastólica < 80 mmHg.







sphyngomanometer. [Refrencia electronica en linea] 2008 [Acceso el 03 de junio de 2011]. Disponible en: www.3d4medical.com
CLASIFICACIÓN Y NUEVOS CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LA DIABETES MELLITUS
1. Diabetes tipo 1 (La destrucción de la célula ß, usualmente da lugar a una deficiencia absoluta de insulina).
2. Diabetes tipo 2 (puede oscilar desde la aparición de formas con predominio de la insulinresistencia acompañadas de relativa insulindeficiencia, a formas en las que predomina el defecto secretor sobre la insulinresistencia).
3. Otros tipos específicos:
4. Diabetes Mellitus Gestacional.
Tratamiento
  • Modificación de los estilos de vida
Las indicaciones terapéuticas encaminadas a la prevención de la diabetes tipo 2, deberán ser de aplicación en este apartado. En ocasiones, modestos descensos de peso (4-8 kg de peso) pueden mejorar tanto la hipertensión arterial, como el control glucémico y la dislipemia.
  • Diuréticos tiazídicos
La hidroclorotiazida a dosis de 12,5-25 mg/día es un fármaco efectivo a la hora de disminuir la presión arterial, habiéndose demostrado que reduce la morbimortalidad cardiovascular en estudios ramdomizados a largo plazo.ß-bloqueantes Han demostrado reducir la morbimortalidad cardiovascular de forma similar a los fármacos referidos en el apartado anterior.Bloqueantes de los receptores a-1Tienen efecto beneficioso sobre los lípidos plasmáticos mejorando además la sensibilidad a la insulina. Sin embargo pueden producir hipotensión ortostática, sobre todo en pacientes afectos de disfunción autonómica.